La alquería con sabor a injusticia social

Leche con sabor  a injusticiaLa Alquería aplica una política de injusticia contra sus trabajadores, contrariando su lema “una botella de leche, una botella de salud”.

Productos Naturales de la Sabana S.A. Alquería, empresa del grupo Danone, de origen Francés, con sede principal en París, propietaria de las empresas: Envases Plásticos de la Sabana S.A.S., Procesadora San Martín S.A.,  Productos Lácteos Andina S.A., Rikalac S.A., Inversiones Cely S.A.S., Goasan SAS y G.E. Asociados SAS, entre otras.

La Alquería, conocida en el mercado por los productos Leche La Alquería, Tangelo, Vitta, Puro Campo, que explota a más de 1.900 trabajadores en Colombia, quienes desde el origen de la empresa en 1959, han creado diariamente grandes cantidades de riqueza para los accionistas, pero a cambio reciben bajos salarios, exclusión de los derechos laborales, con la simulación del contrato de trabajo mediante empresas fachada por medio de las cuales son subcontratados,  enfermos por las condiciones insalubres de los puestos de trabajo, perseguidos por hacer uso del derecho legal y constitucional de asociación.

La empresa Productos Naturales de la Sabana S.A. Alquería, que tiene ubicada su planta principal en el Km. 5 Vía Tabio, en Cajicá, Cundinamarca, en Colombia, aplica una política de persecución contra los trabajadores, a quienes somete a la prueba del polígrafo, alcoholemia, los llama a descargos, obliga a trabajar  los días de descanso, despide los trabajadores por negarse en su tiempo de descanso a participar en actividades de la empresa como ocurrió recientemente con OSWALDO BULLA, son obligados a trabajos forzados, jornadas extenuantes, sometidos a campañas de alienación presentadas como capacitaciones en el tiempo de descanso.

Para tener buena imagen, ganarse la simpatía de la población y ocultar el daño al medio ambiente, el saqueo de la riqueza nacional, el uso irracional de los recursos naturales, el aprovechamiento que hace los tenderos y pequeños productores de leche, la precarización de los trabajadores, La Alquería usa la facha de aportar al Banco de Alimentos, hace campañas con la comunidad, entregando computadores, lleva a los niños a la Planta Enrique Cavelier. 

La Alquería sigue expandiendo su negocio, con el propósito de quedarse con una mayor parte del mercado, recoger del bolsillo de los consumidores mayor cantidad de miles de millones de pesos, precarizando más trabajadores, aumentar la explotación irracionalmente de los recursos naturales, beneficiándose de las redes de tenderos  y pequeños productores de leche, con ese propósito acaba de abrir una planta en la ciudad de Medellín.

En el año 2011, Alquería obtuvo ingresos por más 567.000 millones de pesos, mientras a los trabajadores en la planta que producen la inmensa riqueza y quienes diariamente están en el mercado en los camiones vendiendo los productos, sus ingresos no les alcanza para vivir en condiciones dignas con sus familias.

La Alquería aplica una política de injusticia contra sus trabajadores, contrariando su lema “una botella de leche, una botella de salud”.

Los productos La Alquería son elaborados y distribuidos por trabajadores que sufren de las injusticias cometidas por la multinacional Danone, que cuando demuestran estar inconformes, intentan reclamar y organizarse para hace valer sus derechos, son reprimidos y perseguidos.

Exigimos de la Alquería y la multinacional Danone, una conducta respetuosa de los derechos humanos de los trabajadores, salarios justos, contratación directa e indefinida, protección al medio ambiente, inversión social para mitigar el impacto causado por su política sobre las comunidades.

Exijimos Productos No Contaminados de Injusticia Social